2/12/09

A.M

(a A.M)

El miedo que me produce imaginar
que algún día pueda pronunciar tu nombre
y no seas tú quien me responda,
quien me busque tras las gafas,
quien me sonría tras un libro.

El miedo, el horror,
de pensar que algún día
no podré nombrarte con la palabra
con la que sólo tú podrías responderme.

Solo tú. No hay nadie más aquí.
Somos tú y yo en estas líneas.
La caricia de nuestras manos.
El frío de aquella habitación.
El miedo… el miedo a lo sucesivo.

No hay nadie más aquí.
No hay (-y sé que miento-), nada más aquí.



Victoria Mera.

No hay comentarios: