2/12/09

Alea jacta est.

La suerte está echada, cariño.
Echada a perder.
Dejé de creer en los horóscopos
el día en que leí
“hoy serás feliz”.

Imagina cómo acaba el resto.

Por eso cuando abro un periódico
ya no leo los horóscopos,
paso directamente a la sección de esquelas.

Por si acaso reconozco mi nombre.

Quién sabe.

La suerte está echada.




Victoria Mera.

(Poema publicado en Trece, rumorvisual, 2010).

No hay comentarios: