2/12/09

Verano, 3 AM.

Fumo mucho.
Bebo mucho.
No hago el amor tanto como quisiera,
ni follo lo que debiera.
Callo más de lo que digo,
aunque a veces digo lo que debería callar.
Sigo buscándote en las calles,
en mis manos,
en mi boca.
Sonrío poco.
Hablo menos.
Me desagrada mucha gente.
No sé disimular,
tampoco es que quiera.
Hago daño a quien no se lo merece.
Espero que llegue el porvenir, como Ángel.
Pero espero que vengas con él.
Y entonces, de repente, me doy de bruces con la realidad. Una buena hostia, digamos.
Porque sé que yo tengo que cambiar y que tú no vas a volver.




Victoria Mera.

No hay comentarios: