2/12/09

Hola Darwin.

La ventaja de andar sin rozar el suelo
es que no me ensucio las suelas de mis zapatos,
no tropiezo con nada ni nadie
y voy volando, ligera, a realizar mis quehaceres.

La desventaja es, quizás,
que ir rodeada de nubes no me ayuda,
en absoluto, a tener la cabeza en su sitio
ni a poner los pies en la tierra.

Los pájaros de mi cabeza están contentos con esta situación.
La realidad, la muy puta, me recuerda cada día
que si los hombres nacimos sin alas
no debería yo empeñarme en desafiar las leyes de la naturaleza.







Victoria Mera.

No hay comentarios: