2/12/09

Piedad.

Irreverente tu canto, piedad,
que lanzas al aire en un engranaje de nubes grises.

Pietà
, como la del maestro,
como el epitafio que te desdibuja.

Piedad, tienes nombre de poesía
o acaso lo eres,
y nosotros,
oh, blasfemos.

Mira en lo que has quedado:
Yo pido piedad.
No eres más que bagatela,
Fútil clemencia de don nadies desconsolados.




Victoria Mera.

(Poema publicado en Trece, rumorvisual, 2010).

No hay comentarios: