2/12/09

Queja personal.

Como queja personal
diré que - dos puntos-
tengo los pies fríos,
el corazón ausente
y un pensamiento
revoloteando entre mis dedos.

Podría añadir que mi ropa ya no huele a ti
y que mi cama se me antoja grande.

Por no hablar de la soledad,
bastardo sustantivo
que me acompaña en estas horas de tu ausencia.

Pero creo que como primera queja,
en este invierno que comienza,
no lo he hecho nada mal.




Victoria Mera.

No hay comentarios: