24/3/10

Encuentro fortuito.

Sucedió en un café perdido, de una calle sin nombre en cualquier ciudad de sueños y cielos grises.
Hopper no se hubiera atrevido a retratar a aquella chica triste de altos tacones y cortas esperanzas.
Bogart hubiera rechazado la oferta de interpretar a ese canalla que fumaba y bebía dejando su pasado oscuro en la barra de aquel bar.
En el tocadiscos, Bessie Smith arañaba el silencio cantando "I wanna be somebody's baby doll" convirtiéndose así en banda sonora de aquel encuentro fortuito.








Victoria Mera.

No hay comentarios: