24/3/10

Puente.

Creo conveniente que me tiendas tu mano,
que insistas en enmudecer las voces
sobre las que solíamos caminar
como un par de funambulistas desorientados
sin arneses que sujetaran nuestras intenciones y lamentos.


Hoy vuelvo a subirme en el eco de aquel hilo
incapaz de aguantar el peso de nuestros corazones
y que sin embargo nos sirve de puente,
para decirte en un idioma inventado para ti

Que quiero que estés del otro lado,
que me esperes al cruzarlo.
Yo, que una vez fui mujer puente,
hoy tan sólo pretendo seguir su paso




Victoria Mera.

1 comentario:

carito dijo...

me llegó al alma...