22/12/11

La paradoja de la llama.

Se me cae Grecia encima
se me viene el mundo
se alborota, tropieza, se derrumba.

Arde Troya más allá de occidente
con todas las hogueras prendidas
de un idealismo vano.

Arde mi cama fría de asaltos perdidos
en nombre de un tiempo
que nunca será futuro.

Ni siquiera el Fondo Monetario
podrá devolverme esta vez
los sueños que dejé suspendidos en Mikonos.

¿Quién apagará este incendio si ya ni siquiera
existen los avivadores de quimeras?

Se me está cayendo Grecia encima
se me viene el mundo
se alborota, tropieza, se derrumba.




Victoria Mera.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

He entrado en tu página por casualidad. Me gustan mucho tus textos, Mera, creo que eres una buena escritora. Te seguiré.
V. Lopez

Victoria Mera dijo...

Me alegro de tu casual visita. Un placer recibirte. Muchas gracias por tus palabras, de verdad.
Nos leemos :)