22/9/13

Como decía el otro día, Septiembre es para mí el mes en el que comienza el año. Y como todos los años, llegan las listas de resoluciones que siempre acabamos por no cumplir. Por mi parte, a Godot pongo por testigo de que esta vez sí voy a hacerme caso.
Mis resoluciones literarias son las siguientes:
1) Que no pase un día sin que escriba algo. Ni uno solo, ¿eh?
2) Conseguir editorial para el proyecto de ilustración con mi amiga y crear un libro que sea realmente precioso.
3) Escribir poemas, poemas y poemas. Crear nuevos poemarios para concursos, para editarlos, para regalarlos...
4) Salir del "verso-prosa" para ocuparme un poco más de la prosa: perfeccionarla, comprenderla.
5) No abandonar este blog. Escribir más en él. Ser más yo, hacerlo más personal. Es lo que siempre me ha funcionado.
6) Leer, leer y leer. A los clásicos, a los nuevos. Leer todos los días. Escribir reseñas, publicar reseñas. Volver a sentir esa sensación extraña cuando un escritor nuevo aparece ante ti y te cambia los esquemas.
7) Vender más ejemplares de Rutas de Vuelo. ¿Una segunda edición? ¿Por qué no? Pero para ello hay que venderlo, hay que promocionarlo, difundirlo (eh, podéis ayudarme).
8) Adoctrinar mi cuerpo con palabras. Sí.



¿Tenéis ya vuestras resoluciones?

1 comentario:

luis cor dijo...

Ne parece magnífico, bien dicho. Decir además que me encantan tus escritos. Suerte y Saludos.